Official website of the New England Patriots

replay
Replay: Patriots Unfiltered Fri Dec 04 - 12:00 AM | Sun Dec 06 - 01:55 PM

Hablemos del tope salarial y de las necesidades

Con la próxima llegada de la agencia libre (marzo 14), varios jugadores de New England tendrán la libertad de firmar con cualquier equipo. Entre ellos podemos mencionar a Malcolm Butler, Nate Solder, Danny Amendola, Dion Lewis, Rex Burkhead, como los principales.

Lo más probable es que los Patriots quieran retener a la mayoría de ellos, pero no solo eso, también deberán ir en busca de otros jugadores que ayuden a mejorar el nivel de algunas posiciones que mostraron deficiencia (linebackers, defensive ends y cornerbacks).

Ya sea para mantener los servicios de sus propios agentes libres o para firmar a otros venidos de otros equipos, los Patriots necesitarán dinero.

Como es de conocimiento, en el fútbol americano existe el tope salarial, una cantidad máxima que cada  equipo es permitido de gastar en contrataciones que se estima, será de 178 millones este 2018.

 El caso de los Patriots

Según la cuenta overthecap.com, después de pagar a sus jugadores bajo contrato y de algunos ajustes, de esos 178 millones, a los Patriots solo le quedan 13.2 millones disponibles.

Una cantidad sobrante que no alcanza para mucho, por lo que –como suele ocurrir- los Patriots se desharán de algunos contratos y reestructurarán otros. Revisemos cada una de estas opciones:

Contratos que tienen pocas posibilidades de ser revalidados:

Martellus Bennett: 6,100,000

Dwayne Allen: 5,000,000 

Alan Branch: 4,500,000

David Harris: $2,750,000

Mike Gillislee: $2,180,000

Shea McClellin 3,183,000

Phillip Dorsett: $1,544,373

Kenny Britt: $1,468,750

Lo más probable es que la mayoría de estos jugadores no vuelvan al equipo o si lo hacen, lo hagan con un contrato menor.

Breve comentario:

Allen y Branch no rindieron de acuerdo a lo esperado y Bennett  podría estar limitado por su lesión. Harris no cumplió con las expectativas. La permanencia de Gillislee estaría supeditada al regreso de Dion Lewis y/o Rex Burkhead (ambos agentes libres).  McClellin viene de sufrir conmociones cerebrales pero tiene posibilidades de regresar si consideramos su versatilidad y la necesidad que tiene el equipo de sumar pass rushers. Los WRs Dorsett y Britt no se hicieron notar.

Contratos que podrían ser reestructurados:

Aunque es prácticamente seguro el regreso de estos jugadores, algunos de sus abultados contratos podrían ser reestructurados y así  hacer más espacio en el 'salary cap'.

Tom Brady:  14,000,000  

Brandin Cooks: 8,500,000 

Devin McCourty: 7,500,000 

Rob Gronkowski: 8,000,000 

Stephon Gilmore 8,000,000 

Dont'a Hightower 5,750,000

Breve comentario:

Brady, Cooks, McCourty podrían reestructurar y a la vez recibir una extensión de sus contratos, lo mismo que Gronkowski. Vale mencionar que el retiro es una opción para Gronkowski ya que se especula que hay una carrera en el cine esperándolo. Gilmore y Hightower firmaron sus contratos en el 2017 por lo que hay menos posibilidades que el equipo les pida reestructurarlos.

Conclusión

Los Patriots tendrán que mover sus fichas y hacerse de más espacio para poder lograr nuevas contrataciones. Si Solder firma con otro equipo o decide por el retiro, habrá que invertir en un nuevo tackle izquierdo experimentado que pueda suplirlo, lo cual requerirá de una fuerte suma de dinero. Si opta por quedarse, su salario no será menor a 10-12 millones por año.

Otra inversión considerable será traer a un pass rusher de categoría. Lo mismo que firmar a jugadores como Dion Lewis, Danny Amendola y Rex Burkhead. Por último, ante la muy probable partida de Butler también será necesario traer a un esquinero que pueda contribuir desde el día uno, y eso también requiere de un gasto significativo.

This article has been reproduced in a new format and may be missing content or contain faulty links. Please use the Contact Us link in our site footer to report an issue.

Advertising