Official website of the New England Patriots

Patrios ganan a los Dolphins 31 – 24 pero pierden a Garoppolo

View the best images from the Patriots Week 2 game against the Miami Dolphins at Gillette Stadium on Sunday, September 18, 2016.

Esta tarde los Patriots de New England lograron su segunda victoria consecutiva al vencer con susto y de manera angustiosa, 31-24 a los Dolphins de Miami.  

"Hicimos las suficientes jugadas para ganar ajustadamente, pero igual recibimos [la victoria] y seguimos adelante", dijo Belichick en su conferencia.

Un partido que parecía convertirse en una cómoda victoria por parte de los Patriots (llevaban una ventaja de 31-3 sobre Miami), sufrió un cambio de fortuna cuando en una jugada de 3  y 9, a 4:57 de la mitad, el LB Kiko Alonso derriba a Jimmy Garoppolo quien cae e impacta fuertemente su hombro derecho en el césped artificial.

Tras esa jugada el QB de New England salió del partido para no regresar.

Garoppolo termina su corta faena completando 18 de 27 para 234 yardas y 3 touchdowns.

 "Es difícil cuando cualquier jugador tiene que salir por lesión, pero desafortunadamente es parte del juego, es football. Ahora todos tienen que hacer su trabajo un poco mejor", anotó Edelman desde el vestuario.

Hasta antes de la lesión de Garoppolo, los Patriots habían realizado un juego dinámico y letal. El QB de NE distribuía el balón entre sus variadas armas aéreas con precisión y sabiduría. WRs Julian Edelman, Danny Amendola (2 TD), Chris Hogan e inclusive el TE Martellus Bennett (1 TD) participan de este gran inicio.

Una vez que sale Garoppolo e ingresa el novato Jacoby Brissett, las cosas empiezan a tomar un rumbo diferente. Cierto, los Patriots añaden otros 10 puntos (gol de campo de Gostkowski y corrida de Blount) poniendo el marcador 31-3, pero la ofensiva ya no era la misma.

Brissett desarrolla un juego muy cauteloso, con pases cortos de pantalla y jugando con el play action.

El novato QB terminó su actuación completando 6 de 9 pases para 92 yardas.

"Me sentí preparado e hice lo suficiente para que aseguremos la victoria", expresó el novato QB en su conferencia.

Miami, a pesar de un déficit de 4 anotaciones, no se da por vencido.

Con la complacencia de una defensa de los Pats desorientada, sin capacidad de ejercer presión en el QB y con mucha dificultad para frenar a los receptores de Miami, Tannehill lleva a su equipo a cortar déficit a solo 7 puntos (31-24 ) a 6:10 del final.

Al final del juego Tannehill completó 32 de 45 para 389 yd y 2 TDs.

Es aquí cuando la experiencia de LeGarrette Blount sale a flote y el RB se lleva el partido a los hombros acarreando efectivamente el balón y de esta manera, dejando menos tiempo en el reloj. Una decisión de Belichick quien prefirió la experiencia del RB en lugar de arriesgarse con el QB Brissett.

"Trato de asegurarme de sacar provecho de las oportunidades que se me brindan. Hago todo lo que pueda para que las cosas favorezcan al equipo. Y la línea ofensiva hizo un gran trabajo", manifestó Blount de su ocupada actuación de la segunda mitad.

El RB de los Pats terminó su jornada corriendo en 29 ocasiones para 123 yardas y 1 TD.

Cabe también señalar la buena actuación del TE  Martellus Bennett con unas recepciones claves durante la segunda mitad (37, 15 y 16 yd).

Bennett finalizó su actuación receptando 5 de 6 pases para 114 yds, 1 TD).

A pesar del buen trabajo de Blount y Bennett, los Patriots pierden su oportunidad de extender la ventaja a 10 puntos cuando a solo 1:08 del final, el K Stephen Gostkowski falla un gol de campo de 39 yardas dándole una última oportunidad a los visitantes de empatar el juego

Los Dolphins intentan una vez más  y a solo 9 segundos del final, en una situación de 4y 5, el QB Ryan Tannehill lanza el balón al endzone. El balón es interceptado por el DB Duron Harmon poniendo de esta manera fin al partido.

Conclusión

Un partido que tuvo 2 partes totalmente diferentes. Con y sin Garoppolo. Fue como que la salida del popular Jimmy G afectó a todos (ofensiva y defensa) y el juego se desdibujó completamente.

Más vale que el equipo retome su buen juego y encuentre la concentración necesaria para enfrentar un duro encuentro frente a los Houston Texans este próximo jueves por la noche. Una situación complicada pero confiemos en Belichick y en los jugadores con más experiencia para ayudar a retomar la senda del buen juego y continuar con los triunfos.

No hay tiempo para lamentaciones. Solo queda seguir con lo que hay.

This article has been reproduced in a new format and may be missing content or contain faulty links. Please use the Contact Us link in our site footer to report an issue.
Advertising