Advertising

La Previa: Patriots vs. Bears

20181021-GamePreview-Bears-2500X1406

Este domingo los New England Patriots (4-2) trasladan su racha ganadora fuera del Gillette para medir fuerzas ante los Chicago Bears (3-2).

Un encuentro entre lideres de división que pondrá a prueba el real nivel de ambos equipos, ya que tanto el equipo de Chicago como los visitantes de New England, cuentan con defensas y ataques capaces de desequilibrar las acciones en cualquier momento.

Cuando los Patriots atacan

Brady, quien nunca ha perdido frente a los Bears (lleva 4 victorias y 0 derrotas frente a Chicago), sigue distribuyendo el balón y flexionando los músculos de su ofensiva cuando la situación así lo demanda. Ciertamente que los Bears tienen el ingrediente extra de ser un equipo poco conocido para New England, la última vez que ambos equipos midieron fuerzas fue en el 2014, una situación que requiere trabajo extra para conocer mejor al rival.

“Es un equipo que impresiona ver. Obviamente es un equipo que no conocemos muy bien y que ha tenido muchos cambios desde la última vez que los vimos, aún comparado con el que practícamos hace un par de años aquí”, expresó Belichick en una de sus conferencias de la semana.

New England Patriots wide receiver Julian Edelman warms up before an NFL football game against the Kansas City Chiefs, Sunday, Oct. 14, 2018, in Foxborough, Mass. (AP Photo/Michael Dwyer)

La reincorporación de Edelman y la presencia de Josh Gordon le ha dado al QB de NE más oportunidades para desarrollar un ataque variado y fulminante. Sus 34 de 44 pases completados en aquel épico encuentro del domingo pasado frente a los Chiefs son testimonio de ello.

“Ellos están poniendo muchos puntos en el marcador en los últimos juegos, y ese siempre es el caso con esa ofensiva y con Tom Brady”, dijo el entrenador de los Bears, Matt Nagy.

Sin embargo, no todo será color de rosa para la variada ofensiva de Brady, los Bears lideres de la NFC Norte, cuentan con el antídoto perfecto para poner freno a las hazañas del veterano QB, un juego de pass rushing letal que ya lleva 38 sacks (puesto 5) que no dará tregua en su afán de incomodar al ataque aéreo que intentarán ejercer los visitantes.

Las cabezas de este grupo de presionadores son el DE/LB Khalil Mack (5 sacks) y el ex Patriots Akiem Hicks (3 sacks).

“Es un gran jugador. Es grande y disruptivo y ¡qué veloz es! Tenemos que ser cautelosos y ver dónde está en cada saque”, dijo Gronkowski acerca de Khalil Mack.

FILE - In this Sept. 23, 2018, file photo, Chicago Bears linebacker Khalil Mack (52) is shown in action in the first half during an NFL football game against the Arizona Cardinals,  in Glendale, Ariz. The Bears meet the Tampa Bay Buccaneers on Sunday, Sept. 30,  in a matchup between unlikely division leaders. Mack has been everything the Bears could have wanted when they made the blockbuster trade with Oakland just before the start of the season. (AP Photo/Rick Scuteri, File)

Ese efectivo juego de presión ha ayudado a la parte trasera de su defensa a conseguir el premio más preciado para la secundaria: intercepciones. En lo que va de la temporada los Bears ya han logrado 10 intercepciones (puesto 2 en la liga). Su CB Kyle Fuller viene de lograr 2 intercepciones en la derrota en sobretiempo frente a Miami.

A pesar que los Patriots han mejorado su producción terrestre con el surgimiento del novato Sony Michel, en esta oportunidad, el éxito de Michel se ve un poco complicado si consideramos la férrea defensa contra la carrera con que cuenta el equipo de la ciudad de los vientos.

Los Bears son el segundo equipo que menos yardas ha permitido a ras del césped, promediando 96 yardas terrestres cedidas por partido. Nuevamente el ex Patriots Akiem Hicks, acompañado por el tacle Eddie Goldman, forman la primera línea de defensa, mientras que sus apoyadores Khalil Mack y Leonard Floyd ponen punto final a las intenciones de los corredores rivales.

“Él es un jugador fuerte en el juego contra la carrera. Es un gran pass rusher, tiene buena velocidad, poder. Siempre atento e instintivo. Él hace más que capturar quarterbacks”, comentó Belichick.

La línea ofensiva de New England, dentro de las mejoras mostradas, ha sabido abrir agujeros para Michel, el éxito en esta labor ha contribuido a realizar un ataque más variado y efectivo.

Cuando los Patriots defienden

Jugar ante equipos que pocas veces enfrentas trae sus propios retos (ambos jugaron por última vez en el 2014), entre ellos está el descifrar al QB rival de turno.

En este caso la defensa de los Patriots verá frente a ellos a Mitch Trubisky, un QB de segundo año que está demostrando poderío y versatilidad para jugar con su variado grupo de receptores.

“Lo primero que tengo que decir es que él lanza buenos balones profundos, es certero. Obviamente sabemos que también es elusivo en el bolsillo y también sabe salir de ahí y extender jugadas”, opinó Brian Flores del QB de Chicago.

trubisky

WR Taylor Gabriel es su arma aérea predilecta (27 recepciones, 303 yardas, 2 TD), seguido muy de cerca del WR Allen Robinson (24 recepciones, 281 yardas, 2 TD) y el RB Tarik Cohen (21 recepciones, 259 yardas, 1 TD). El TE Trey Burton también es otra válida opción para Trubisky.

La efectividad del QB de Chicago es reflejada en sus dos últimas actuaciones en donde totalizó 670 yardas, 9 TD y 1 INT.

En el juego de carrera los Bears combinan su ataque con 2 hombres que, cada uno a su estilo, le ofrece peligrosidad y variedad a su ofensiva.

Jordan Howard es su caballo de batalla (78 acarreos, 272 yardas y 1 TD), el juego agresivo de este RB intentará castigar a una línea defensiva de New England que ha tenido sus altibajos defendiéndose de los ataques por tierra.

Los Osos complementan el juego duro de Howard con uno más dinámico ofrecido por Tarik Cohen (32 acarreos, 170 yardas, 1 TD).

Esto no quiere decir que Cohen no pueda correr entre los tackles, ni que Howard no pueda jugar en situaciones de tercer down (cuando la habilidad de receptor se hace muchas veces necesaria). Ambos jugadores han demostrado habilidades para ser partícipes de cada jugada, sin importar la situación.

Aún no tenemos claro la efectividad de la defensa contra la carrera del equipo de New England. Cierto que hay una gran diferencia entre el promedio cedido durante los 3 primeros partidos y los 3 últimos (promedio de 143 yardas en las 3 primeras semanas y de 78 yardas en las 3 últimas), pero también es cierto que el juego aéreo de New England ha estado más activo, anotando más puntos y forzando al rival a ‘abandonar’ su juego terrestre en busca de anotar más rápidamente.

“Ellos tienen una buena defensa que es oportunista. Hacen jugadas cuando necesitan hacerlas”, dijo el entrenador de los Bears, Matt Nagy, acerca de la defensa de New England.

Resumiendo

Un partido del que no hay que confiarse, los Bears son un rival poco conocido que está jugando bien y que enfrentarlo en su propia casa representará un reto complicado, por lo que se requerirá de una buena actuación para volver con el triunfo.

Patriots vs Bears

Domingo, octubre 21, 1:00 p.m. ET

Soldier Field, Chicago, IL

Advertising