Official website of the New England Patriots

Lo que nos dejó el triunfo de ayer

La tarde de ayer los Patriots viajaron a territorio de los Jets y regresaron con su primer triunfo de la temporada 2021. Veamos qué enseñanzas nos dejó este partido.

20210920_PDC_Harris_DSP

POSITIVO

Un juego de carrera sobresaliente

Tras un debut donde cometió un costoso error (balón suelto), Damien Harris se reivindicó con una sólida actuación de 62 yardas donde resaltó una carrera para TD de 26 yardas, jugada donde demostró todo su explosividad para superar hasta 7 tacleadas antes de entrar a la zona de anotación. Fue una muestra de poderío y de capacidad para resistir los embates de los defensores de los Jets que intentaban sin éxito frenarlo o arrancar el balón de sus manos.

Igualmente sobresaliente fue el trabajo realizado por James White. El RB corrió en 5 ocasiones y receptó el balón en otras 6. Ya en ocasiones anteriores resaltamos la química que está encontrando el experimentado White con su joven QB, un entendimiento que deberá continuar entregando satisfacciones a la ofensiva.

Secundaria efectiva

Lograr 4 intercepciones en un partido fácilmente se puede traducir como una gran actuación de la secundaria, sin embargo tenemos que poner las cosas en perspectiva y recordar que estas grandes jugadas se lograron frente a los Jets y su QB novato. No tratamos de desmerecer el trabajo de J.C. Jackson (2 INT), Adrian Phillips (1 INT) y Devin McCourty (1 INT), pero debemos ser realistas y esperar cómo esta secundaria lo hace frente a equipos con excelente juego aéreo como los Tampa Bay Buccaneers. De lograr una buena actuación ante el actual campeón, podremos decir que tenemos una muy buena secundaria.

Un raciocinio similar podemos aplicar al juego de pass rushing que sumó 4 capturas y 7 golpes frente a los Jets.

DS-06

NEGATIVO

Pésima defensa contra el juego terrestre

Contrario a lo pensado, una de las supuestas zonas más sólidas de la defensa parece ser ­–por el momento– una de las más débiles, por lo menos eso es lo que se vio cuando talentos como Davon Godchaux, Lawrence Guy, Deatrich Wise, Henry Anderson, Carl Davis y Christian Barmore, dejaron que los Jets impusieran un juego terrestre que acumuló 152 yardas en 31 intentos. Espacios-gaps no cubiertos y tackles fallidos fueron una constante en nuestra línea defensiva. Esperemos que este grupo ponga las barbas en remojo y levante su efectividad, la capacidad para hacerlo existe.

Juego aéreo que se auto limita

Pensábamos que el juego aéreo de Mac Jones alcanzaría otra dimensión contra los Jets, después de todo, una sólida primera actuación nos dio una muestra de su calidad en el juego aéreo. Sin embargo las cosas no se dieron así ya que McDaniels mantuvo al novato QB limitado a la hora de conectar pases a profundidad. Al final de la tarde Jones completó 22 de 30 pases para 186 yardas. Solo 4 de esos pases fueron para una distancia mayor a 15 yardas, lo que habla de lo cauteloso que estuvo a la hora de lanzar balones.

Cierto que tras la ausencia de Trent Brown por lesión (pantorrilla), la protección contra el juego de pases no está atravesando por un buen momento. Los OTs Justin Herron y Yasir Durant no han sido la respuesta como reemplazantes de Brown, dejando a Mac Jones jugando bajo mayor presión y con menos tiempo para lanzar.

Esperemos que los problemas de la linea ofensiva se superen pronto y así dejar a Jones desarrollar su juego de lanzamientos profundos, ya que habrá ocasiones donde nuestro QB deberá entrar en "duelos de pistoleros" frente a ofensivas que ponen muchos puntos en el marcador, tal como será el caso frente a nuestros rivales de la semana 4.

Advertising