Official website of the New England Patriots

Patriots vs Dolphins: Lo que nos dejó la semana 1

Intentando resaltar lo negativo, así como lo positivo, veamos qué nos dejó el partido de ayer en Miami.

PIC03400-watermarked

Línea ofensiva incierta

Ya lo habíamos visto durante los campamentos y la pretemporada, la OL parece no encontrar su norte siendo la principal responsable de la debacle en Miami. Errores en la comunicación facilitaron el camino libre a los pass rushers rivales, particularmente durante un strip sack que terminó en touchdown. "Nos vencimos nosotros mismos", dijo David Andrews durante su conferencia. No hay duda que esta es la mayor preocupación actual de Belichick, ya que, de no remediarse, será una temporada larga y sufrida para New England.

Photo by Eric Adler
Photo by Eric Adler

Actuación decente de Mac Jones

¿Qué tanto podemos culpar o librar de culpa a un QB que tuvo como prioridad salir entero del partido? No hay duda que las deficiencias de la OL para protegerlo jugaron un papel importante en el accionar del joven QB que, a pesar de todo, terminó con números aceptables completando 21 de 30 pases para 213 yardas y 1 TD. Cierto, tuvo 2 costosos turnovers pero difícil de culparlo por ello (descuido de la OL que causó un strip sack y un balón desviado en un pase a DeVante Parker). Aparentemente Jones sufrió una lesión a la espalda, lesión que habrá que monitorear de cerca ya que podría ausentarlo del siguiente compromiso ante los Steelers.

Photo by David Silverman
Photo by David Silverman

Una historia que ya habíamos vivido

Desde aquella pelea durante los entrenamientos en conjunto frente a los Panthers, hemos visto muy poco de Kendrick Bourne, uno de los jugadores favoritos de Mac Jones. Una ausencia que se repitió ayer cuando el WR solo tuvo una participación tardía y limitada (estuvo en solo 2 snaps). Sin embargo, en el único pase que fue en su dirección, el receptor logró una atrapada de 41 yardas, la más explosiva y larga de la tarde. ¿Por qué no se hizo mayor uso de un WR que tiene gran química con Mac Jones? "Así se dieron las cosas ", dijo Belichick ante esa pregunta durante su conferencia después del partido, trayendo a nuestra memoria lo ocurrido con Malcolm Butler durante el Super Bowl LII cuando Belichick optó por no hacerlo jugar a pesar de lo que esto significaba (y significó) para las chances del equipo.

PIC03378-watermarked

Un juego de carrera que tuvo sus momentos

Mientras se ejecutó se avanzó. Así podríamos resumir la actuación del juego de carrera que solo realizó 22 acarreos para 78 yardas. Como era de esperarse Damien Harris llevó el peso de la carrera con 9 intentos para 48 yardas y un promedio de 5.3. Lastimosamente, debido a la urgencia de anotar rápidamente porque el marcador se disparaba en contra, el juego de carrera pasó a segundo plano no sin antes dejarnos con ese sabor a poco.

1EJA6212-watermarked

Nuevas oportunidades con los tight ends

Contrario a la temporada anterior, hubo una buena dosis de formaciones con 2 tight ends. Hunter Henry (participó en 44 de 57 snaps ofensivos para 2 recepciones y 20 yardas) y Jonnu Smith (39 de 57 snaps para 3 recepciones y 33 yardas). Ciertamente no fue suficiente para tener mayor repercusión en el juego, pero por lo menos nos hace pensar que este dúo logrará tener mayor participación e importancia en el juego ofensivo.

PIC07829-watermarked

Un front-7 agresivo

En lo que se refiere al juego terrestre la línea defensiva de los Patriots contuvo y limitó con acierto a los corredores de Miami quienes en 23 acarreos solo sumaron 65 yardas. También vimos con mucho agrado la agresividad mostrada por los pass rushers, incluyendo Deatrich Wise quien sumó 1 captura. Otro que estuvo siempre a la caza de Tua Tagovailoa fue nuestro mejor pass rusher, Matt Judon, quien también sumó su primera captura de la temporada. La tercera captura tuvo como autor Ja'Whaun Bentley.

20220911_PDC_Montgomery_EJA

No se trata de mirar el vaso medio lleno

Cierto que la derrota dejó un sabor amargo en nuestras bocas, pero no dejemos de reconocer que hay cosas que vimos que nos hacen creer que el equipo puede dar mucho más. Mac Jones no lo hizo mal a pesar de las circunstancias, los corredores (limitados por cómo se dieron las cosas) mostraron mucho potencial, lo mismo que los receptores a pesar de lo que pueda parecer. Y defensivamente, creo que ya todos sabemos lo bien que está este grupo.

Ahora, así como el efecto dominó, si cae la OL cae todo el equipo, y creo que eso vimos la tarde de ayer. Esperemos que esta falencia se pueda corregir pronto, de esa manera poder tener una oportunidad real para competir.

Advertising