Advertising

Revisando los picks del NFL Draft 2018

Tras la culminación de los 3 días del draft, los Patriots seleccionaron a un total de 9 jugadores. Veamos el significado de sus llegadas y el aporte que podrían brindar.

OL Isaiah Wynn (ronda 1, pick 23 global)

Había la posibilidad de que los Patriots elijan un tackle ofensivo, se presumía que los ojos del equipo estaban puestos en jugadores como Mike Glinchey, Colton Miller o Connor Williams, jugadores de calidad que podrían suplir al ahora Giants, Nate Solder. Sin embargo el equipo sorprende eligiendo al OL Isaiah Wynn como su primer pick del draft 2018.

Debido a su estatura (solo 6-3), se cree que Wynn tendría mayor éxito en la NFL, como guardia y no como tackle, tanto así que en muchos ‘mocks’ e inclusive en la previa del draft de Patriots Football Weekly, lo catalogaban como uno de los mejores guardias disponibles en el draft.

“Él jugó de titular por 3 años. Ha jugado ambas posiciones, guardia y tackle; ha jugado en lugares múltiples. Ha sido productivo en ambas áreas, así que es un buen jugador”, dijo una vez concluido el draft, el Director de Personal, Rick Caserio acerca de Wynn.

 Lo cierto es que habrá que ver dónde es que los Patriots empiezan a ubicarlo durante el campo de entrenamiento. La reciente llegada (tras un canje con San Francisco) del OL Trent Brown (tackle derecho que podría intentar moverse al lado izquierdo) también podría influir en el futuro cercano del novato Wynn.

Otro dato a recordar es que en el 2019 el guardia Shaq Mason se convertirá en agente libre, quizás la llegada de Wynn tenga que ver directamente con ese hecho ya que sería el reemplazante ideal.

RB Sony Michel (ronda 1, pick 31 del global)

Por lo visto Belichick no bromeaba cuando dijo que no entendía  el significado de “necesidad en los drafts”, ya que optó  por traer a un corredor, una posición que cuenta con un nutrido grupo de efectivos corredores para este 2018 (Gillislee, White, Hill, Burkhead, Bolden).

“Nuestra responsabilidad solo es elegir a buenos jugadores de football. Eso es lo más importante. Pensamos que él es un buen jugador de football así que lo elegimos”, explicó Caserio.

Ciertamente que la explosividad de Michel le dará más color al juego terrestre (y al juego aéreo) de los Pats, no hay duda de eso. Pero, ¿Era necesario ir por un corredor cuando hay necesidades más inmediatas? Bueno, ya sabemos lo que piensa Belichick acerca de las “necesidades del equipo”.

DB Duke Dawson (ronda 2, pick 56 del global)

Belichick siguió rompiendo las normas de lo esperado y tras una serie de operaciones, realiza un ‘trade up’ para traer a New England los servicios de Duke Dawson. Una decisión sorpresiva, no solo por el hecho de poner prioridad en una posición que ya estaba resuelta con el personal presente, sino por haber realizado un canje para subir de posiciones y elegir un jugador que no era visto como un jugador de ronda 2.

“Nunca sabes lo que va a ocurrir. Pero pensamos, mira, nos gusta el jugador así que en lugar de esperar sentados, esta era una oportunidad que pensamos, hacía sentido; así que eso es el por qué nos adelantamos y lo hicimos solo para asegurar al jugador”, fue la explicación de Caserio acerca de la llegada de Dawson.

LB Ja’Whaun Bentley (ronda 5, pick143)

Otra vez New England va contra la corriente y selecciona a un jugador que, presumiblemente,  también hubiera estado disponible en rondas posteriores. Bentley es un jugador que llega a reforzar una posición que padeció de solidez durante la pasada temporada, la defensa contra el juego de carrera. Este linebacker interno cuenta con la capacidad de reemplazar a Elandon Roberts en la segunda línea de defensa contra la carrera. Con sus 6-2 (1.88m) y 260 libras (118 Kg) Bentley tiene las condiciones físicas para aplicar dolor a los corredores rivales.

 LB Christian Sam (ronda 6, pick178)

Llegó la ronda 6 y por segunda vez consecutiva  los Patriots eligen a un linebacker. Sam de 6-2 (1.88m) y 244 libras (110 Kg) es considerado un apoyador más versátil que Bentley ya que no solo puede detener la carrera, también puede cubrir en el juego aéreo e inclusive ir en busca del QB.

“Bentley es un poco más un ‘apoyador mike’ (MLB o el LB más apto para detener la carrera en formaciones 3-4); [Christian] Sam es probablemente un poco más de ‘apoyador will’ (más apto para cubrir en jugada de pases o para presionar al QB)”, describió Caserio a sus 2 nuevos linebackers.

WR Braxton Berrios (ronda 6, pick 210 del global)

Llega la ronda 6 y los Patriots traen a un receptor de ranura. Un jugador que cuenta con la capacidad para convertirse en esa nueva arma rápida e intrépida a disposición  de Brady en su juego de pases cortos. Berrios ha probado su calidad en una escuela de prestigio, Miami University, lo interesante será ver que pueda trasladar ese talento mostrado a New England, y seguir la tradición de excelentes receptores de slots con que ha contado Brady: Wes Welker, Danny Amendola, y Julian Edelman.

“Es un chico impresionante…Muy productivo, muy duro, buenos rasgos, inteligente, buena rapidez;  tuvo más oportunidades esta temporada en Miami y las aprovechó al máximo”, resaltó Caserio de su nueva contratación.

QB Danny Etling (ronda 7, 219 del global)

Y finalmente se cumplió el deseo de muchos, ¡los Patriots eligieron a  un QB! Ahí empieza y acaba la buena noticia ya que el QB en mención no forma parte de esa lista de QBs de donde, presumiblemente, iba a salir el sucesor de Brady.

La llega de Etling no levanta muchas expectativas, un QB de ronda 7 tiene pocas probabilidades de convertirse en un QB franquicia.  ¿Seleccionar a Etling fue desperdiciar un pick? La verdad que a estas alturas del draft  la posibilidad de encontrar un jugador que sea productivo es como ganarse la lotería.

“Él cuida el balón, es un lanzador inteligente y bastante preciso. Tiene algunas buenas cualidades y rasgos con los que creemos, podemos trabajar y desarrollarlos”, dijo Caserio acerca de su nuevo QB.

CB Keion Crossen (ronda 7, 243 del global)

Este joven CB cuenta con la capacidad atlética necesaria para triunfar en la liga, lo único es que necesita acompañarla por la capacidad futbolística para convertirse en un esquinero de la NFL. Un prospecto del cual esperamos poco pero que cuenta con el apoyo y la admiración del equipo técnico.

“Desde la perspectiva de trabajo físico, realmente nos impresionó. Él es de baja estatura,  pero es atlético…Es un buen jugador,  joven, atlético, corre bien, tiene una gran actitud. Cuando ustedes hablen con él verán que tiene mucha energía. Él es realmente positivo, realmente optimista, así que con suerte traerá esa mentalidad aquí a Nueva Inglaterra”, lo describió Caserio.

TE Ryan Izzo (ronda 7, 250 del global)

Los Patriots cerraron su participación en el draft  adquiriendo los servicios de un tight end. Aunque hubiera sido mejor un tight end con experiencia en el juego de pases, Izzo trae al equipo la posibilidad de contar con un ala cerrada que pueda ayudar en la protección, en el bloqueo a la hora del pase.

“De cierta manera lo hemos estado observando  durante el último par de años. Sólido, fuerte, un jugador de football consistente”, detalló Caserio.

This article has been reproduced in a new format and may be missing content or contain faulty links. Please use the Contact Us link in our site footer to report an issue.

Advertising