Official website of the New England Patriots

Robert Kraft brinda inolvidable recibimiento a un Patriots fan de México

Han transcurrido diez meses desde que Ian Bonson, a través de su hermana Mariela, hiciera llegar a Robert Kraft un trofeo Lombardi hecho de palo fierro, una madera típica y característica de Hermosillo-Sonora, el lugar de origen de Ian.

Un imponente regalo tallado por manos mexicanas que simboliza el agradecimiento de Ian por la atención y amistad extendida por Robert Kraft a su persona, cuando lo conoció en un restaurante de la ciudad de Brookline, Massachusetts, durante una noche del mes de diciembre de 2019.

Un gran presente del cual el dueño del equipo quedó gratamente impresionado y con el deseo de agradecer en persona a Ian.

Finalmente, a finales de la semana pasada, ese encuentro que estaba pendiente se hizo realidad cuando Ian, acompañado de su familia, llegó a las instalaciones del Gillette para ser recibido por el mismo dueño del equipo.

El encuentro inicial se realizó a unos pasos de la Sala de Trofeos.

"Gracias por venir y gracias por ese trabajo artesanal que me regalaste" dijo Kraft a su invitado.

En seguida el anfitrión pide a Ian que deslice las puertas corredizas que dan paso a la Sala de Trofeos, lugar donde, como su nombre lo indica, guarda entre otras cosas de mucho valor, los trofeos de los seis Super Bowls ganados.

"Cuando abrí esas puertas. Fue un momento soñado que pocas personas tienen el privilegio de vivir" nos comentaba Ian.

Una vez dentro, y como buen anfitrión, Kraft empieza a describir a su invitado, los valiosos objetos que adornan la majestosa sala.

"Estos son los trofeos y esos son los anillos", señalaba Kraft.

¿Son de tamaño real? preguntaba emocionado Ian al observar los imponentes anillos.

Foto, cortesía de Ian Bonson
Foto, cortesía de Ian Bonson

Sin duda que también fue un momento inolvidable para Mariela, Karla, Luis Mario y Tony, miembros de la familia de Ian, todos ellos fan de los Patriots, quienes también tuvieron la fortuna de disfrutar la experiencia.

"Lo que más admiración me causó fue la buena disposición del Sr. Kraft para pasar momentos con un fan. No sentimos presión o apuro alguno, por el contrario, nos sentimos relajados y tranquilos, él nos brindó todo su tiempo para platicar con calma, como amigos", manifestó el visitante.

Tras una plática en grupo que duró varios minutos, Ian, que llevaba el jersey número 17 haciendo honor al día de su cumpleaños, se despidió de Kraft, no sin antes prometerle una próxima visita para traer unas cuantas botellas de tequila.

"Será una buena excusa para volver a verlo", nos dijo en medio de sonrisas el invitado de México.

"Fue increíble verte" dijo Kraft, esperando con agrado ese próximo encuentro.

Foto, cortesía de Ian Bonson
Foto, cortesía de Ian Bonson

Pero ese no fue el final de la visita de Ian y familia al Gillette, seguidamente se dirigieron hacia el campo de juego mientras en el trayecto apreciaban cada detalle de las instalaciones del Gillette.

"Cuando caminamos por ese túnel y las puertas se abrieron y entramos al campo de juego, fue un momento increíble", relató Ian.

Durante su estadía en el campo, el grupo de invitados aprovechó tocar el césped artificial, para correr, hacer porras, y tomarse incontables fotos y videos.

"Si hubiese sabido que nos llevarían al campo hubiera traído un balón de football para lanzarlo y jugar un rato", nos contaba un sonriente Ian.

Tras concluir la visita y ya con las vivencias y emociones formando parte del recuerdo, Ian se da un momento para reflexionar acerca de esta experiencia única.

"Fue una experiencia inolvidable. A través del internet y las redes sociales hemos compartido nuestras vivencias de esta visita con nuestros amigos y familiares que no salen del asombro y de la admiración por el trato que recibimos por parte del Sr. Kraft. Estamos eternamente agradecidos con él y con todos los que se portaron de maravilla con nosotros".

Advertising