Official website of the New England Patriots

Llegamos al Training Camp, con renovaciones pendientes

Desde México, contribuidor Jesús Sánchez

Armar a una de las mejores defensivas jóvenes en toda la NFL le tomó a Bill Belichick y compañía varios años. Mantenerlos juntos, les tomará varios millones.

En 2015, los guiados por Matt Patricia cerraron la temporada como la décima mejor defensiva en puntos permitidos, mientras que en las categorías de yardas totales y por tierra, se ubicaron como la novena mejor unidad en la NFL, gracias a un sólido trabajo de jugadores jóvenes que dieron el siguiente paso, como Jamie Collins, Dont'a Hightower y Logan Ryan.

Al término de la próxima temporada, estos cinco jugadores, y piezas importantes en el esquema defensiva de los Patriots se convertirán en agentes libres, dejando al equipo en una complicada situación entrando a la última temporada de contrato para ellos.

Las buenas noticias para los Patriots es que son el segundo equipo con más espacio en el tope salarial para el próximo año, con cerca de 60 millones de dólares disponibles para gastar en extensiones de contrato o nuevos jugadores en la próxima Agencia Libre.

2016_collinshightower.jpg

El caso de Collins y Hightower es muy similar, al tratarse de la misma posición y prácticamente el mismo nivel y liderazgo en el campo. El LB interno mejor pagado en toda la NFL es Luke Kuechly de los Carolina Panthers. El Defensivo del Año en 2013 firmó por cinco temporadas y 61 millones de dólares, mientras que LaVonte David, de los Tampa Bay Buccaneers, es el segundo mejor con un acuerdo de cinco años y 50 millones de dólares.

Collins y Hightower estarían más cerca del segundo, aunque comprometer cerca de 20 millones de dólares en una sola posición parece complicado si no se trata de QB.

En la posición de CB, donde Logan Ryan clasifica y en 2015 se consolidó como un muy buen titular al cubrir por momentos al mejor receptor del equipo rival, los contratos se dispararon en los últimos años, pero New England tiene la ventaja, en este caso, de que Ryan está todavía lejos de la élite, aunque sea considerado un esquinero sólido y del que se puede confiar.

Josh Norman tiene el contrato más lucrativo para la posición con los Washington Redskins, al firmar este offseason un acuerdo por cinco años y 75 millones de dólares, superando los cinco años por 70 mdd por los que acordaron Darrelle Revis y Patrick Peterson con los New York Jets y Arizona Cardinals, respectivamente.

Ryan estaría considerado en la categoría en donde se encuentra Vontae Davis (Indianapolis Colts), Dominique Rodgers-Cromartie (New York Giants), Kareem Jackson (Houston Texans), entre otros sólidos titulares. Davis tiene un acuerdo de cuatro años y 36 millones de dólares con los Colts, mientras que DRC y Jackson recibieron 35 y 34 millones, respectivamente.

Una situación a considerar es que el otro esquinero titular, Malcolm Butler, héroe del Super Bowl XLIX y quien también se consolidó en 2015, también estaría buscando una extensión de contrato, pues al término de la temporada se convertiría en agente libre restringido, un caso mucho más controlado para New England pero que también podrían controlar de una vez por todas.

A diferencia de veranos anteriores, las oficinas de los Patriots se mantuvieron muy calladas durante el verano en términos de negociaciones contractuales, por lo que Training Camp y pretemporada podría ser la última oportunidad para que el equipo llegue a un acuerdo con estos nuevos pilares defensivos si quieren evitar problemas durante la temporada regular o al término de esta.

Invertir cerca de 40 millones de dólares en cuatro jugadores, de dos posiciones diferentes, es una de las decisiones más complicadas y una situación digna de monitorear en las próximas semanas.

This article has been reproduced in a new format and may be missing content or contain faulty links. Please use the Contact Us link in our site footer to report an issue.

Related Content

Advertising