Official website of the New England Patriots

Las victorias continúan: Patriots 36 – Dolphins 7

Los Patriots de New England consiguieron su séptima victoria consecutiva tras vencer por 36-7 a los Miami Dolphins en el partido jugado esta noche en el Gillette Stadium frente a 66,829 personas.

Un categórico triunfo de los locales, el segundo en 4 días conseguido frente a un rival de división gracias a un buen trabajo en conjunto.

"Creo que se hizo un buen trabajo en una corta semana, le pusimos mucho esfuerzo. Fueron 3 días intensos de preparación y se sintió como que estábamos listos esta noche. Y salimos y ejecutamos bastante bien", dijo Brady en su conferencia

Brady tuvo otra noche magistral, repartió el balón entre sus múltiples receptores y acabando su faena completando 26 de 38 pases para 356 yd y 4 TD.

Una vez más el QB pudo contar con una línea ofensiva que, a pesar de las ausencias por lesión,  le dio una protección debida a su QB frente al peligroso juego de pass rushing de Miami; Brady solo fue capturado en 2 ocasiones.

2e40ffcab78c4eddbd606504bafba9b2.jpg

 EL WR Julian Edelman lideró  la ofensiva aérea con 7 recepciones para 81 yd y 2 TD, una buena actuación del receptor de ranura que reconoce la importancia y lo difícil que es ganar 2 juegos de división en un lapso de 4 días.

"Los últimos 2 rivales han sido muy duros. Miami vino de ganar 2 partidos y sabíamos que iba a ser una semana difícil,  así que salimos a prepararnos e hicimos todo lo que pudimos en una semana corta y creo que nos preparamos bien", dijo Edelman.

Al igual que Edelman, Brady contó con la colaboración de su TE Rob Gronkowski (6 rec, 113 yd, 1 TD), el ala cerrada, tras recibir un pase corto de Brady y sin mayor marcación, corrió 47 yardas para abrir el marcador a solo 4:48 de haber empezado el partido.

"Corrí una gran ruta [risas], fue una jugada de play action y cuando puedes correr el balón, eso ayuda al juego de pases; fue un bue tiro y una buena ejecución en general, hicimos una bonita jugada y conseguimos el touchdown", relató Gronk desde el vestuario.

Tras los 7 puntos iniciales, empezando el segundo cuarto, los Patriots consiguieron su primer "safety" de la temporada  cuando el QB de Miami deja caer el balón en su  propio end zone, el balón sale del campo dándole 2 puntos extras a los Patriots.

Dion Lewis TD 8h0e6971.jpg

Otra de las armas más efectivas de la noche fue sin duda Dion Lewis. El RB -quien había estado ausente en el juego del pasado domingo debido a una lesión al abdomen- dejó sentir su presencia en el juego aéreo con 6 recepciones para 113 yardas y 1 TD.

"Estuve emocionado de volver a jugar y poder contribuir de la mejor manera posible. Todos estuvimos bien preparados para este juego a pesar de venir de una semana corta de preparación, contó Lewis".

El dinámico RB también contribuyó en el juego terrestre con 5 corridas para 19 yardas, pero fue el RB LeGarrette Blount el encargado de golpear la defensa de los Dolphins con 17 corridas para 72 yardas;  un juego por tierra suficientemente efectivo que abrió nuevas oportunidades a la ofensiva aérea.

"Blount empezó castigando a la línea defensiva y ayudó a la jugada de play action que terminó en un TD de Gronk…Definitivamente su juego fue muy importante", comentó Lewis.

Al igual que la ofensiva, la defensa también tuvo una noche positiva con buenas actuaciones en todas sus líneas. Miami, al comienzo del partido, intentó de alguna manera de imponer su juego terrestre pero esta intensión se encontró con una buena defensa que limitó el juego del gran corredor Lamar Miller a 15 yardas en 9 corridas, y 1 touchdown.

Se siente muy bien poder salir y lograr hacer un juego como ese", comento el DT Sealver Siliga.

Un gran trabajo de la defensa que "silenciosamente", sin atraer la misma atención que la ofensiva,  logra desempeños como los de esta noche.

"No nos importa que ellos se lleven todo el crédito con tal que ganemos, eso es todo lo que nos importa", añadió el tackle defensivo.

Una resaltante labor de la línea defensiva que se extendió al juego de presión al QB. Ryan Tannehill estuvo constantemente corriendo por su vida tras sufrir el acoso de los pass rushers de NE. El ala defensivo Chandler Jones lideró con dos sacks o capturas, mientras que el LB Dont'a Hightower, el DE Rob Ninkovich y el safety Devin McCourty contribuyeron con una captura cada uno.

McCourty Sack 3u5a7011.jpg

"Honestamente mucho del crédito va para los entrenadores. Tuvimos una semana corta de preparación y los chicos salieron y ejecutaron. Los entrenadores nos decían repetidamente que salgamos a ejecutar y eso es lo que hicimos", admitió Chandler Jones.

A pesar de la presión, Tannehill se las arregló para lanzar 28 veces el balón y lograr 300 yarda, el QB también erró en un par de ocasiones cuando fue interceptado por los hombres de la secundaria. El CB Logan Ryan y el DB Duron Harmon lograron una intercepción cada uno.

Logan Ryan3u5a6576.jpg

Conclusión

Una buena demostración de football que no solo satisface, sino que sorprende debido al poco tiempo de preparación que se tenía. Una gran actuación en todas las fases del juego, frente a un difícil rival como Miami, que pone en manifiesto que el equipo de Belichick es uno de los favoritos de esta temporada.

Un equipo de New England que hace cosas diferentes cada partido. Los rivales no logran descifrarlo, un equipo que nunca juega igual, que nunca tiene los mismos protagonistas, que no necesariamente juega excelente cada partido, la única constante que sí tiene cada semana es que sale triunfante. Y ya llevamos 7 triunfos, y como se vislumbra el panorama, las victorias seguirán sumándose. Para el delirio de sus seguidores,  para el malestar de sus detractores.   

This article has been reproduced in a new format and may be missing content or contain faulty links. Please use the Contact Us link in our site footer to report an issue.

Related Content

Advertising