Official website of the New England Patriots

Analizando las posiciones: Linebackers

Hoy nos toca adentrarnos en una de las posiciones más sólidas y confiables de este 2016: linebacker, LB o apoyador.

Las estrellas

Dont'a Hightower, quien entra a su quinto año como profesional, se ha convertido en uno de los líderes indiscutibles del equipo. Es el jugador de la defensa que lleva el casco con el punto verde, el cual contiene un radio transmisor por donde recibe indicaciones de los entrenadores, las cuales distribuye entre la defensa. Aparte de su rol de líder, el LB es toda una muralla a la hora de detener la carrera, una garantía en la segunda línea de defensa a la hora de frenar a los corredores que intentan ganar yardas por la parte interna (73 tackles en el 2015). Hightower también es enviado a ir en busca de los QBs, algo que ha logrado con éxito (3.5 sacks, 8 QB hits en 2015) y aunque no es su especialidad, el LB también ha mostrado eficiencia a la hora de la cobertura en situaciones de pase.

Jamie Collins es el otro pilar de la línea de apoyadores, un jugador de pocas palabras pero de mucho talento. En el 2015 (jugando solamente 12 juegos regulares) lideró el equipo con 89 tackles y 5 fumbles forzados, además de 5.5 sacks. La combinación de tamaño y peso (6'4", 250) sumadas a su velocidad  lo hacen un jugador extremadamente especial. Peligroso a la hora de ejercer presión a los QBs y capaz de cubrir con acierto a receivers, tight ends y running backs. Un jugador con una capacidad atlética poco vista que espera este año finalmente consagrarse como una de las estrellas de la NFL.

Nota: Tanto Hightower como Collins están en su último año de contrato y cabe la posibilidad de que al menos uno de ellos no forme parte del equipo en el 2017. Aunque ya hemos tocado este tema, más adelante elaboraremos una vez más acerca de la situación contractual de ambos jugadores.

Los favoritos para acompañar

Se podía presumir que, tras el retiro de Jerod Mayo, el LB Jonathan Freeny sería el encargado para tomar control definitivo de la posición de tercer linebacker, sin embargo, debido a la gran competencia, parece que Freeny tendrá que batallar muy duro para asegurar dicho privilegio.

Freeny llegó desde Miami a los Pats la pasada temporada. En los Dolphins (donde jugó los 3 años anteriores) se desenvolvía principalmente dentro de los equipos especiales. Ya con los Pats, a raíz de las lesiones de Hightower, Mayo y Collins durante la temporada 2015, Freeny tuvo amplias oportunidades para demostrar su talento en la defensa. Los resultados fueron aceptables, el LB sumó 52 tackles y 1 sack. Las habilidades de Freeny se concentran en frenar el juego terrestre y no así el aéreo ya que no ha mostrado mucha habilidad para cubrir en jugadas de pase. De cualquier manera, Freeny, debido a su experiencia en el equipo,  parece ser el más indicado para  ser el acompañante o reemplazante directo de Hightower y Collins en la línea de LBs.

El nombre de Shea McClellin ya lo habíamos mencionado en la entrada anterior cuando analizamos a los defensive ends, y es que el jugador llegado  de la agencia libre -a través de un contrato de 3 años- cuenta con la capacidad  de arrebatarle ese puesto #3 a Freeny.  McClellin fue parte (durante los OTAs y mini-camp) del experimento de Belichick que envió al DE Rob Ninkovich de linebacker mientras que McClellin retomaba su vieja posición de DE. Si McClellin logra absorber el sistema defensivo de los Patriots, su versatilidad para jugar como DE y de LB (posiciones que ha jugado durante su carrera) le abriría nuevas opciones a la defensa de los Pats. McClellin es considerado un jugador inteligente y de gran calidad, solo queda saber qué uso tendrá dentro del complicado engranaje defensivo que Belichick implantará este 2016.

Los que buscan un lugar

Este año los Patriots añadieron a su lista de apoyadores a un novato (ronda 6), Kamu Grugier-Hill, otro jugador versátil y de grandes condiciones atléticas quien también puede aportar en la posición de safety/cornerback, aunque, como recalcó Belichick tras la llegada del jugador, este será usado inicialmente como miembro de los equipos especiales. Desde allí y con el intenso aprendizaje  al que será sometido, Grugier-Hill empezará a familiarizarse y a escalar posiciones dentro de la defensa.

Nota: Una nueva variante en el futuro del jugador originario de Hawaii se presentó esta semana cuando el safety, pieza fundamental de los equipos especiales, Nate Ebner, fue elegido para representar a USA en las próximas olimpiadas como miembro del equipo de Rugby. El versátil Grugier-Hill, con sus habilidades atléticas podría ser el llamado a cumplir el rol de Ebner en los equipos especiales durante su ausencia.

Aunque la labor principal del LB Ramon Humber se encontrará en los equipos especiales (tal como ocurrió cuando era miembro de los Saints y de los Colts) su presencia también podrá ser de utilidad como linebacker reemplazante. Ya en New Orleans  mostró su capacidad  cuando, como miembro de la defensa, sumó 50 tackles (2014) y 47 tackles (2015). La experiencia de Humber y su versatilidad combinan para darle la oportunidad a un jugador que, aunque deberá ver la mayor parte de su desempeño en los equipos especiales, también tiene el potencial para ser de gran utilidad en la defensa.

El caso de Kevin Snyder es algo singular. Llegó a la NFL en el 2015 a través de Detroit, pero a raíz de una lesión terminó siendo dado de baja, algo que volvió a ocurrir con San Francisco, para finalmente llegar al escuadrón de práctica de New England el pasado 16 de diciembre, desde donde fue ascendido al primer equipo para el juego de Campeonato de la AFC frente a Denver (partido en donde no tuvo participación). De cualquier manera la agitada experiencia de Snyder y el hecho de formar parte del equipo desde el año pasado, le da una leve ventaja. El joven LB deberá demostrar sus habilidades como jugador de los equipos especiales pero también tendrá que lucir su talento como linebacker si quiere sobresalir en este competitivo grupo.

Elandon Roberts es otro novato llegado del último draft (ronda 6) que también espera impresionar a los entrenadores. A pesar de haber logrado 88 tackles en la Universidad de Houston, Roberts tendrá dura competencia en una posición con espacios limitados disponibles. Como ocurre con varios de este grupo, la versatilidad que Roberts pueda demostrar tanto en la defensa como en los equipos especiales, ayudarán a acrecentar sus posibilidades  de quedarse, al menos en el escuadrón de práctica.

Por último el también novato (llegado a través de la agencia libre), C.J. Johnson, tuvo una buena carrera colegial donde demostró versatilidad al cambiar de posición de defensive end a linebacker. Tiene velocidad y habilidades para detener la carrera así como para poner presión en los QBs. El talento parece estar allí pero tendrá que demostrarlo y así por lo menos asegurarse un lugar en el escuadrón de práctica.

This article has been reproduced in a new format and may be missing content or contain faulty links. Please use the Contact Us link in our site footer to report an issue.

Related Content

Advertising